Lo más importante en la vida

18/10/2017

 

Si eres como yo, la idea de ser feliz te va a fascinar y dirás “¡sí quiero!”. Por eso hemos dejado lo más importante de esta serie para el final. Sin lugar a dudas, el factor más influyente para la felicidad de las personas es la calidad de sus relaciones. Al final de la vida, las personas tienden a evaluar su trayecto según lo buenas (o malas) que fueron sus relaciones de amistad, familia, pareja e incluso su relación con su Creador.

 

Esto es algo que siempre me ha intrigado; es interesante ver cómo el ser humano pasa su vida dedicando tiempo a cosas que al final de cuentas no aportan mayor peso a su felicidad. Nos pasamos la vida trabajando sin parar, sudando por llegar a salvo a fin de mes, peleando con el Gobierno y la sociedad, acumulando dinero (cuando nos alcanza), pagando cuentas, etc. Con suerte le dedicamos no más de 44 horas a la semana a nuestro empleo, sumando al tiempo en tráfico, más el tiempo haciendo filas para pagar recibos y después otras filas más grandes para el supermercado o una blusa nueva, etc. ¡Vaya que perdemos tiempo! y es lo único que no se puede recuperar.

 

Amigos, si hay algo a lo que te recomiendo invertirle energía es a construir buenas relaciones con tus vecinos, amigos, familiares y sobre todo con tu pareja. Si hay una inversión que vale la pena aún en aquellos casos en que nos fallan, es invertir tiempo, amor y cuidado en otra persona.

 

Asegúrate de hacerte de buenas amistades para los tiempos alegres y los tiempos grises. Rodéate de gente que le añada valor a tu vida y a quienes puedas añadir valor. No puedes darte el lujo de llamarle amigo a cualquier persona, pero trata de no ser tan exigente al inicio, porque las apariencias engañan; a veces hay corazones valiosos detrás de las caras menos pensadas.

 

También asegúrate de trabajar en unir y fortalecer a la familia, porque en medio de todas sus diferencias y conflictos, podrían ser las únicas personas dispuestas a acudir en tu auxilio sin importar la necesidad. Los lazos de sangre son innegablemente poderosos y vale la pena trabajar en un ambiente de amor y respeto.

 

Y ojo con esto: Asegúrate de escoger bien a la persona con la que vas a pasar el resto de tu vida, y si ya la tienes a tu lado, continúa escogiéndola todos los días. El amor es la decisión constante de darse en sacrificio por el bien de alguien más. Quien sea tu pareja, es una parte de ti. Lo que le hagas a esa persona, te lo haces a ti.

 

No sé cuál sea tu situación pero hay dos cosas que quiero asegurarme de dejarte por escrito antes de culminar la serie:

 

1. El amor no es lo que nos muestran las películas. El amor no siempre tiene una apariencia linda o tierna o apasionante. El amor más genuino puede a veces encontrarse en los detalles más sutiles como dejar que un extraño se desahogue contándote algo, enviar un mensaje de saludo a alguien en quien pensaste, un buen coscorrón para corregir a un hijo, lavar los platos sin que tengan que decírtelo, no renegar cuando un familiar te pide un favor por décima vez, ayudar en algo a tu pareja para que pueda dormir más tiempo, etc. No dejes que el temor o el orgullo te sean impedimento para amar.

 

2. Debes aprender a perdonar. La gente te va a fallar y te va a doler; todas las personas que conoces y que amas te van a fallar tarde o temprano. Somos imperfectos y nos equivocamos, hacemos daños que son irreparables y nos merecemos perder la confianza de la gente a la que dañamos. Yo no te digo “olvídalo” o “supéralo”, pero si te digo “perdónalo”. Así como el amor, perdonar también es una decisión. Es sobreponerse a la herida y decidir que ya no lastimará más. Será liberador para ti y sacarás un tremendo peso de encima a la persona que está arrepentida y no tiene como pagarte. El perdón es como un regalo que das a alguien, no porque sea barato sino porque es invaluable. El perdón es un regalo que nadie podrá pagarte. Asegúrate de tener un corazón que sabe perdonar.

 

Recuerda lo que decía antes, la relación más importante al final del día es la que cultivas con la persona con la que pasarás el resto de tu vida. Creo que es tan importante que esta semana he hablado sobre ello en televisión nacional, en radio y este 21 de octubre de 2017 daré una conferencia al respecto. Hemos escogido el tema "¿Cómo sé si es la persona correcta?” ¡Anímate a ir! No te des el lujo de equivocarte en una decisión tan importante. Va a estar buenísimo.

 

Bendiciones amigos.

 

Postdata: Puedes ver la entrevista en TV aquí.

Compartir
Please reload