Acércate a tus metas desde tu cama

12/07/2017

 

 

Estamos en el mes de Julio (mitad del año), y me gustaría que puedas tomarte el tiempo de revisar tus metas o formularlas si aún no las tienes. Este año puede traer un cambio espectacular para ti si así te lo propones. Sin embargo, tus metas tienen que estar alineadas con la actitud correcta para alcanzarlas; y justo de eso quiero hablarte hoy.

 

Mantener la actitud correcta para alcanzar tus metas es una batalla diaria. Los supersticiosos dicen que un día puede ser bueno o malo dependiendo del pie con el que nos levantamos de la cama por la mañana, pero tú y yo sabemos que no se trata del pie. ¿Entonces de qué depende tener un buen día? ¿Cómo puedo mantener la actitud correcta para alcanzar mis metas?

 

Para contestar estas preguntas primero quiero que entiendas que, contrario a lo que muchas personas creen, la actitud es algo que puede entrenarse en buena medida de forma consiente; y es que la actitud es la manera en que decidimos reaccionar ante una situación dada. Cuando una situación cualquiera se nos presenta por primera vez, reaccionamos de una forma específica; cuando dicha situación vuelve a presentarse y continuamos reaccionando de la misma forma, nuestro cerebro crea algo parecido a una ruta de comportamiento, es decir, tu cerebro interpreta que cada vez que dicha situación pase, debe reaccionar de la misma manera.

 

Esto te sucede por ejemplo, cuando escuchas por la radio que hay mucho tráfico justo para donde tú te diriges y de inmediato empiezas a irritarte. También te sucede cuando te avisan que este fin de semana tendrás que asistir a una reunión con personas que no te agradan y enseguida empiezas a sentirte sofocado. Estos solo son dos ejemplos, pero te aseguro que tú podrás encontrar muchos más si le pones más atención a tu comportamiento.

 

La buena noticia es que esas actitudes indeseables pueden ser transformadas en actitudes que te acerquen al cumplimiento de tus metas, si así lo quieres y si así lo decides. Quiero enseñarte una forma de hacerlo, pero primero déjame preguntarte: ¿Qué hace que te levantes por la mañana? Y ¿En qué es lo primero que piensas luego de apagar tu alarma despertadora? 

 

Verás, si te levantas pensando en tus deudas, tus enojos de ayer, lo fría que está el agua en la ducha y el montón de trabajo que te espera en la oficina, puede resultar un tanto obvio que tu día no va a pintar nada bien. De hecho, si no tienes cuidado, puedes encontrarte levantándote cada día con esa misma dinámica. Es como despedirte todos los días de tu felicidad y del cumplimiento de tus metas. 

 

Te confieso que yo ya he tenido días así (más de los que quisiera reconocer), pero afortunadamente he encontrado una disciplina diaria que me ayuda a salir de la cama con la actitud correcta. Y ésta es la disciplina de dar gracias. 

 

Ya sea que le des gracias a Dios, a la vida o a ti mismo, asegúrate de tomarte dos minutos sentado en tu cama pensando fijamente en al menos tres cosas por las que estás agradecido, tanto antes como después de dormir. Por simple que parezca, es una tarea difícil al principio porque nuestros cerebros están configurados para fijarse más en lo malo que en lo bueno, pero de eso se trata “entrenar la actitud”, debes esforzarte tanto como lo harías para entrenar tu cuerpo para una maratón. Es una decisión consiente de todos los días por ser más feliz a través de la gratitud.

 

Entonces, regresando a nuestras dos pregunta iniciales, ¿De qué depende tener un buen día?, pues de la actitud que decidas adoptar para todo lo que te suceda en ese día. Y, ¿cómo puedo mantener la actitud correcta para alcanzar mis metas?, te recomiendo adoptar la disciplina diaria de dar gracias.

 

De hecho, quiero retarte a que por los próximos 7 días, hagas el ejercicio de pensar fijamente en al menos tres cosas por las que estás genuinamente agradecido, durante dos minutos antes de dormir y dos minutos al despertar. Lo bueno es que lo puedes hacer desde tu cama. Verás cómo experimentarás progreso en el cumplimento de tus metas.

 

Bendiciones amigos.

Compartir
Please reload