Estar listo y sentirse listo

23/08/2017

 

 

Uno de los mayores problemas que tiene la gente a la hora de empezar a transformar su vida, es que con frecuencia están convencidos que el mejor día para empezar es "el lunes" o "mañana" o "la otra semana" o “el otro mes” o “cuando inicie el año”, bueno, ya entendiste mi punto.

 

La verdad es que la vida no funciona así. Un futuro mejor no se construye con buenas intenciones, sino con aquellas decisiones que tomamos y las acciones que hacemos o dejamos de hacer.

 

Me atrevo a decir que tu "yo" futuro está cimentado en gran medida por aquellas actividades y personas a las que tu "yo" presente les está dedicando tiempo HOY. En palabras más sencillas, se trata de tus hábitos.

 

En las últimas semanas te hemos hablado sobre cómo construir hábitos convencidos que todas las recomendaciones te serán para bien. Pero para eso las tienes que aplicar. Y para aplicarlas el mejor día es hoy.

 

Tú me podrías decir: “es que no me siento listo”. Déjame responderte claro y sin tapujos: no se trata de cómo te sientas; tu "sentir" debería importarte un comino cuando de mejorar tu vida se trata. Los cambios no se empiezan porque sean lo más cómodo, bonito, agradable y placentero, los empiezas porque lo necesitas y porque son lo mejor para ti.

 

¿No te sientes listo para empezar hoy? ¡Igual empieza hoy! ¿Quién dice que mañana te vas a sentir diferente? Empieza aunque no quieras, lo más seguro es que las ganas te empiecen a aparecer una vez ya estés trabajando en el asunto.

 

Lo más seguro, es que ya estés listo aunque no te sientas listo para transformar tu vida. Deja de postergar. Hoy es el día para empezar a aplicar todo lo aprendido.

 

El sentir llegará cuando empieces a avanzar.

 

Bendiciones amigos.

Compartir
Please reload